¿Cuánto cuesta un post?

Por Publicado en - Redacción & Sin categoría el 11 de mayo de 2017 0 Comments Cuánto vale un post Plan B

Cuánto vale un post o cómo pagar menos con contenido duplicado

Si has llegado hasta aquí es porque eres del gremio y quieres ver:

  1. Si estás en precio
  2. Cuánto cobra la competencia

O porque quieres posicionar la web de tu negocio y quieres saber:

  1. Si el precio que te han pasado está bien
  2. Si puedes apretar aún más a quien te va a llevar los contenidos online

En cualquiera de los dos casos, para conocer la respuesta deberás llegar hasta el final de este post. Pero antes de hacer scroll hasta el final de la página, observa atentamente esta imagen y piensa qué te llama la atención.

Webs diferentes con un artículo idéntico

Resultado: webs diferentes con un artículo idéntico

En efecto, este artículo se repite en 9 webs diferentes. Y sí, se ha publicado en la misma fecha. ¿El contenido? Idéntico hasta la última coma. Incluso son idénticas las meta descripciones que, por otra parte, nadie se ha molestado en redactar: son los caracteres que toma Google de las pimeras líneas del post.

Es el ejemplo perfecto de lo que llamamos contenido duplicado. Más allá de lo poco que dice de cada marca que los contenidos que publica sean idénticos a los que aparecen en webs de su competencia –menuda estrategia-, esta duplicidad puede hacer que Google penalice severamente a cualquiera de esas webs y que desaparezcan eventualmente del buscador, perdiendo su posicionamiento y, por tanto, el dinero invertido para alcanzarlo. ¿Todas? Sí, salvo quizás la que Google haya indexado antes que, visto lo visto, es difícil de adivinar puesto que se publicaron el mismo día. En todo caso sólo una de ellas podría hacerse valer diciéndole a Google que es el original mediante el uso de la etiqueta Rel=canonical. Y no, ni siquiera hay que saber programación o HTML: en wordpress sólo hay que introducir la url del artículo original en el campo dedicado a ello.

Cómo indicar qué un artículo es el original

Así se indica qué un post es el original

Y ahora nos hacemos la misma pregunta: ¿Cuánto vale un post? Pues si por mala praxis dejas de posicionar podemos decir que un post, valga lo que valga, cuesta mucho.

¿Por qué este tipo de estrategias? Pues básicamente porque nos produce pánico pagar por algo que no se pueda coger con la mano. Y porque no somos conscientes que cualquier estrategia de comunicación tiene su razón de ser en el medio plazo. De no ser así, lo que hoy es pan, mañana puede ser hambre.

Pagar por un contenido original no es caro. ¿Cuánto vale un post? ¿5€, 50€? Si tuviéra que redactar uno para una web no lo haría por menos de 50€. Y lo haría con todas las garantías para el cliente. Pero… ¿quién te encarga un post único? Algunas cabeceras de periódicos sí, y a precios que indignan. Más allá, lo normal es que la publicación de post en un blog forme parte de una estrategia que incluye publicaciones periódicas, gestión de redes sociales, seguimiento de marca y otros recursos de marketing.

Sí, pero ¿cuánto cuesta un post? Pues imaginemos que nuestro post es original y que lleva por título el mismo que este que ahora escribimos.

Temas similares, artículos distintos

Temas similares, post distintos

¿Cuánto hemos tardado en escribirlo? ¿Se lo damos al cliente o lo publicamos directamente en su web? Si es así, habrá que escribir la descripción meta y tener en cuenta los ajustes necesarios para que el SEO sea más eficaz. Para evitarle problemas a nuestros clientes ¿Incorporamos una imagen propia o buscamos una libre de derechos?. ¿Hay que retocarla? ¿Vamos a publicar el enlace en redes sociales? Si es así deberemos escribir el post y adaptarlo al tono y características de cada plataforma.

¿Qué tiempo nos ha llevado la operación? Bueno, pues visto lo visto y calculando a groso modo… ¿Tres horas? Y ahora responde tú mismo a la pregunta: ¿Cuánto vale un post? ¿A cuánto quieres cobrar la hora? ¿A 10 €? Pues suma. O multiplica.

Eso sí, para calcularlo no te olvides de añadir la parte proporcional de la cuota de autónomos, licencias de software, banco de imágenes… e incluso luz, agua, gas y el fuet de la nevera.

Y cuando creas que lo que vale es lo correcto le pasas un presupuesto a tu cliente. Te dirá que eres caro, cobres lo que cobres. Y verás que es muy complicado cobrar un sueldo digno por generar contenidos online. Pero aún así no caigas en la tentación de convertirte en una granja de post que vende el mismo artículo a peso a múltiples postores que quieren pagar poco. Y piensa en que el contenido duplicado puede ser muy nocivo para el cliente pero, sobre todo, para tu reputación.

Por cierto, si alguna vez te copian, díselo a Google.

Por favor, deja un comentario


(requerido)