Para qué sirve la creatividad

Por Publicado en - Creatividad & Marketing & ONG & Publicidad el 20 de abril de 2015 0 Comments shoedesign

Cuando nos ponemos creativos engordamos muchos kilos. Que nuestras ideas sean buenas y brillantes y que más allá del reconocimiento de nuestros clientes, obtengamos los aplausos de familiares y amigos –colegas, no- nos hace creer que somos lo más: brillantes, ingeniosos, sagaces, listos, modernos, deslumbrantes… cuando en realidad cada una nuestras ideas compite con el resto en una carrera que dura muy poco… Porque nuestra creatividad es efímera. Por eso nos gustan las ideas como las de Kenton Lee, de la ONG Because International. Porque son ideas nacidas que exigen perdurar. Creatividad para el mejor de los fines: hacer la vida más fácil a aquéllos a quienes cada día nos empeñamos más en complicársela. Creatividad que no se acabará mientras haya unos pies descalzos que necesiten de este ingenio. Creatividad que se paga con la risa de un niño cuando corre.

Cuando nos encontramos ideas tan ingeniosas solo nos queda quitarnos el sombrero mientras nos hacemos un par de preguntas. ¿Por qué no antes? Y, sobre todo, ¿Por qué no yo?. Pues porque la mayoría no somos tan creativos como querríamos. Y porque no miramos mucho más allá de nuestro ombligo.

Os presentamos los zapatos que crecen a medida que crece el pie del niño. Lo menos que podemos hacer con inventos así, es compartirlos.

Y ahora, a ver el video y a asentir con la cabeza… Porque sí. Porque aún quedan muchos niños en el mundo sin zapatos en los pies. Y muchos, más cerca de lo crees.

Cuando la creatividad es útil de verdad: el zapato que crece.

Para los que os cuesta un poco el inglés os dejamos un enlace con la noticia en castellano.

 

 

Hay que ser creativo cuando más se necesita

Hay que ser creativo cuando más se necesita

Por favor, deja un comentario


(requerido)